Categorías
Portada

Hablamos con el socio: Núria Sempere

Hablamos con Núria Sempere, directora general de la ESMUC desde 2019. Sempere ha sido directora de la Escuela Municipal de Música-Centro de las Artes (EMMC) del Hospitalet, profesora del Departamento de Producción y Gestión de la ESMUC y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Catalana de Escuelas de Música (ACEM), de la que es la presidenta fundadora. Diploma de estudios avanzados por la Universidad de Barcelona, ​​Master en Dirección Pública por ESADE, la licenciada en historia del arte por la Universidad de Barcelona y profesora de guitarra por el Conservatorio Municipal de Música de Barcelona.

 

I. ¿Cuál es tu vínculo con el sector cultural?

 

En este momento mi vínculo es dual. Por un lado una vinculación profesional (soy la directora del centro público de educación musical superior del país, la ESMUC) y de otra una vinculación de afición (soy audiencia constante de música y teatro, tal vez menos de danza – aunque cuando voy me encanta- y visitante de exposiciones en museos y salas).

 

2. ¿Por qué te apuntaste al Cercle?

 

Para aprender de las personas que están repensando las estrategias, los dispositivos, los objetivos y la necesidad de articular un sector cultural que salga de su mirada a veces autoreferenciada y pueda poner su experiencia y su saber a disposición de la comunidad entera .

 

3. ¿Qué puedes aportar?

 

Mi aportación puede ser mi experiencia profesional que ha sido bien poliédrica sobre todo si hacemos una mirada cronológica: fui estudiante y profesora de instrumento, activista por los derechos culturales, profesional de la gestión de instituciones de educación artística y he estado en contacto con formas múltiples de relacionarse con la cultura (desde la creación, la producción y distribución de contenidos, la educación artística, las audiencias y la participación comunitaria). Esta mirada, desde las experiencias concretas, es la que puedo aportar en debates de más amplio alcance.

 

4. ¿Cuál es el papel de la cultura en el contexto actual?

 

Seguramente respondemos diferente cuando hablamos de sector cultural o cuando hablamos de cultura. Porque cuando hablamos de sector solemos referirnos a las personas o las instituciones que se dedican profesionalmente (con sus derechos más o menos soportados o vulnerados) y cuando hablamos de cultura nos abre una dimensión comunitaria que anhelamos. Si hablamos de cultura (y no de sector cultural) la dimensión que toman palabras como patrimonio, creación, interpretación, debate o derechos culturales trasciende un pequeño círculo y concierne a toda la ciudadanía con sus conocimientos, intereses o destrezas, ya continuación, las preguntas sobre qué condicionantes tiene el hecho de profundizar en estas destrezas para ser incluida o incluido en el sector. La inclusión y la vulnerabilidad en materia cultural ilustran la inclusión y las vulnerabilidades en nuestra sociedad.

 

 

5. ¿Qué puede hacer el Cercle, en tu opinión, para favorecer el debate cultural?

 

Crear un espacio donde poder (re) pensar libremente. Un debate cuyos resultados han de poder influir sobre la toma pública de decisiones.