Manifiesto ¡Más Cultura! ¡Más Europa!

Abrimos y compartimos esta iniciativa para crear un estado de opinión e iniciar un proceso de trabajo, con el apoyo de instituciones, empresas, profesionales y entidades de la cultura, para reflexionar acerca de lo que se propone y dirigirnos a la Administración Estatal, a los Gobiernos de las diferentes Comunidades Autónomas y a las Instituciones Europeas. ¡Sumando esfuerzos por la cultura!

Las instituciones, empresas y entidades que quieran adherirse, disponen de este formulario on line (clicar en la frase anterior)


¡Más Cultura! ¡Más Europa!
Más cultura en el relanzamiento del proyecto de la Unión Europea.

Un manifiesto a favor de la cultura como factor estratégico de superación de la crisis del COVID-19, abierto a todas las instituciones, entidades no gubernamentales, empresas, artistas, creadores, intelectuales, técnicos y gestores culturales de todos los Estados miembros de la Unión Europea

 

Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cultura es un derecho de todas las personas. En la construcción del proyecto de la Unión Europea, la riqueza y la diversidad de las expresiones culturales de Europa es un factor fundamental de dignidad y calidad de vida, y un elemento clave para la creación de desarrollo económico, competitividad y de impulso de la innovación.
Los sectores de la cultura están sufriendo una crisis que no tiene precedentes históricos. Ni durante los conflictos bélicos del siglo XX la actividad cultural europea no había estado tan paralizada como lo está por efecto de la pandemia del COVID-19. Los museos, galerías de arte, teatros, salas de concierto y de baile, festivales, ferias, circos, manifestaciones populares y todo tipo de expresiones y proyectos culturales han sufrido el cierre o la parálisis, con unos efectos importantísimos que amenazan tanto la continuidad de los artistas, creadores, profesionales, empresas, entidades e instituciones, y afectarán gravemente el futuro inmediato de las formas de relación y acceso cultural.
La Unión Europea es un proyecto de paz, seguridad, cooperación y progreso que ha permitido una de las etapas de mayor prosperidad, calidad de vida para el conjunto de la ciudadanía de todos sus Estados miembros. La riqueza y la diversidad cultural de Europa es muy importante para desarrollar el estilo de vida y el espacio común y el proyecto de la Unión Europea.
Aunque las políticas culturales son una competencia de los Estados miembros, instamos a las principales instituciones de la Unión Europea (Parlamento, Consejo y Comisión Europea) a incorporar la cultura en la agenda de relanzamiento del proyecto europeo que es necesario poner en marcha para superar los efectos de la crisis del COVID-19. Hay que superar debilidades anteriores y dar un nuevo impulso al proyecto de la Unión Europea, en el que la cultura sea un factor más importante.
La diversidad y la diferencia de las respuestas de apoyo a la situación de crisis de los sectores de la cultura que están impulsando los Estados miembros nos dan una idea de la necesidad de mejorar el intercambio de buenas prácticas en la determinación de las prioridades políticas, la financiación y el desarrollo de la cultura a nivel europeo.
Por eso, proponemos que las instituciones Europeas impulsen los Estados miembros a trabajar en un proceso de desarrollo y de mejora de los mecanismos de financiación y apoyo incorporando con más fuerza el carácter estratégico de la cultura en el proyecto de construcción Europea.    


Puntos del manifiesto:

  • La cultura es un derecho recogido por la declaración Universal de los Derechos Humanos, y un bien de primera necesidad, y este derecho debe incorporarse en proyecto de construcción del proyecto Europeo.
  • Esto conlleva que la cultura debe estar protegida, impulsada y promocionada con unos recursos suficientes y adecuados a esta importancia, desde los Estados, pero también con el apoyo y participación de las instituciones europeas.
  • La cultura debería integrarse con mayor fuerza en los planes estratégicos de desarrollo territorial, social y económico, nacionales y de alcance europeo.
  • Son necesarias medidas de "choque" destinadas a inyectar recursos en los sectores culturales con carácter inmediato. Más allá del endeudamiento para salir de la crisis, habrá que actuar de manera urgente para preservar el tejido cultural, con especial atención a la preservación del juego de fuerzas equilibradas entre el sector público y el privado.
  • Son imprescindibles medidas de protección tanto para los artistas, creadores, técnicos y gestores, como de las empresas, entidades e instituciones culturales, fuente de riqueza y trabajo de muchas personas.
  • Es indispensable una mayor coordinación estratégica de la cultura en las políticas económicas, educativas, de bienestar, desarrollo y cooperación.
  • Hay que impulsar una gran campaña de comunicación para sensibilizar a la ciudadanía europea del valor fundamental de la cultura para construir el proyecto colectivo de convivencia y de la necesidad de su complicidad para generar una viabilidad de los sectores culturales lo antes posible.
  • Hay que empezar a trabajar en iniciativas de coordinación que permitan disponer en los Estados miembros de leyes de Mecenazgo, Patrocinio y Participación social que sigan un proceso de homologación europea, y que se convierta en un verdadero estímulo para la participación de las personas físicas como jurídicas en la financiación de la cultura.
  • Hay que ponerse a trabajar en la actualización del marco normativo de los Estados miembros que afecta a los sectores de la cultura, aprovechando los potenciales reales de la cultura en el desarrollo estratégico del modelo económico, social y territorial.
  • Los sectores de la cultura queremos ser considerados tan necesarios como lo hemos sido para superar este confinamiento. Ahora, sin embargo, es necesario que este esfuerzo sea colectivo y de alcance europeo. Sólo de esta forma podremos aprovechar la enorme riqueza y diversidad cultural de la Unión Europea en el relanzamiento de su proyecto de futuro.

 
Barcelona, 9 de mayo de 2020.  Día de Europa

A esta iniciativa abierta, impulsada por el Cercle de Cultura se han adherido instituciones, empresas y entidades de los sectores de la cultura de Cataluña, y la Federación Estatal de Asociaciones de Profesionales de la Gestión Cultural.

Las instituciones, empresas y entidades que quieran adherirse, disponen de este formulario on line (clicar en la frase anterior)

La lista de las primeras adhesiones al Manifiesto se puede consultar en este enlace (clicar en la frase anterior).